Una belleza interior

Hacía tiempo que tenía la prosa aparcada a un lado, este relato es una especie de juego, se escribió para un concurso local entre amigos de una asociación de escritores, lo llamo juego en vez de concurso porque lo importante era pasar un buen rato, probando nuestras habilidades de improvisación. El juego consistía en un relato de trescientas palabras máximo en un límite de tiempo de unos cincuenta minutos, en los que tenías que pasar el texto a limpio, la temática era libre pero debía comenzar con una frase que se diría al inicio de la prueba, aquí la recojo en negritas. Expuestos los hechos, dejo el relato, y después sigo comentando alguna cosita para enriquecer todo más.

Suave es la poesía, parte 2.

Vamos con la segunda parte que dedicamos al grupo de Ourense llamado Los Suaves, leyendas vivas del rock patrio que están de gira de despedida, son ya muchos años de carretera y no precísamente viajando en jets privados y hoteles de cinco estrellas.
La historia de este grupo de rock se puede sintetizar en estos cuatro versos.
Las vueltas que da la vida
el destino se burla de ti
¿dónde vas bala perdida?
¿dónde vas triste de ti?

La vida de Adèle

Volvemos al cine europeo de calidad.

La vida de Adèle

Valoración:

Esta película, basada en una novela gráfica Le bleu est une couleur chaude (el azul es un color cálido), fue, junto a La Gran belleza, sobre la que ya hemos hablado en el blog y la tenéis enlazada en el nombre, la gran triunfadora del 2013, se repartieron todos los premios habidos y por haber, si bien La Gran belleza se llevó el Oscar, La vida de Adèle, se llevó la Palma de Oro. El director fue Abdellatif Kechiche, quien previamente había realizado la interesante El secreto de un cous-cous, y ha sido una cinta ampliamente alabada por su realismo y sensibilidad, pero también criticada por abusar del morbo, a continuación, entraremos en los detalles de estas controversias.

Soy poeta

Soy poeta

Muchos piensan que la poesía es algo bello,
Que la poesía tirita en el cielo junto a los astros azules,
Que el poeta es un mago que hace volar palabras,
Pero yo, apenas soy un pájaro cansado de batir sus alas,

Un piano para Billie

Un piano para Billie

Ven mi Lady, ven al piano a sentarte junto a mí
La silla es grande y yo me echaré a un lado,
Cantemos esa canción de cuando éramos niños,
¿Te acuerdas? Esa que cantaba Bessie Smith
Con su voz descosida.
“After you’ve gone”.

Compárteme, utilízame, soy tuyo.

Suscríbete y recibe un super regalo gratis.

* indicates required