Suave es la poesía

Un poema puede ser cantado y una canción, poesía.
J. M. Serrat
Ni son, ni tienen por qué ser poemas. Un poema puede funcionar bien como letra de canción, y una letra de canción puede tener altos valores poéticos; pero no son lo mismo.
Opinión vertida en un foro cultural de América latina por un participante del mismo.
Hablar de Los Suaves es hablar de historia viva del rock, y hablar de Los Suaves y de la poesía, nos debe llevar irremisiblemente a uno de los grandes poemas de la literatura española, el cual no es otro que el Palabras para Julia de José Agustín Goytisolo, pues hicieron una excelente versión rockera de la adaptación musical que en su día realizó Paco Ibañez (prometo dedicarle una entrada a este hombre).

Ofelia ahogada

Ofelia Ahogada

Rígido flota tu cuerpo,
tu gracia el tiempo paró,
náyades velan tu seno,
ortigas cubren tu lecho,
tallos tiernos blanca flor.

Buscando beso a medianoche

Buscando un beso a medianoche

Valoración:

Esta comedia romántica es una joya del cine independiente, como así se vende, la mejor película independiente americana en años, según la revista rotten tomatoes.

Nach, la poesía del rap

Un poema puede ser cantado y una canción, poesía.
J. M. Serrat
Ni son ni tienen por qué ser poemas. Un poema puede funcionar bien como letra de canción, y una letra de canción puede tener altos valores poéticos; pero no son lo mismo.
Opinión vertida en un foro cultural de América latina por un participante del mismo.
portada del disco de Nach titulado poesía difusa
Uno de los estilos musicales en los que más se puede apreciar el arte poético, o, al menos, la rima, es sin duda el rap, pues el verso es casi la quintaesencia del estilo, y cuesta imaginar al hip-hop sin rimas.
Obviamente el mero hecho de rimar no te convierte automáticamente en poeta, ya que importa mucho lo que cuentes y como lo cuentes, pero en este caso que nos va a ocupar, podríamos decir que, aunque no consideraría a Nach como poeta, si que podría moverse un poco por la frontera de ambos mundos, pues muchas de sus letras te dejan un aroma a poema.
Para quien no conozca a Nach, explicar que se trata de un artista alicantino que lleva más de diez años en el top del hip-hop en español. No sé si se puede decir que revolucionó el estilo, quizás sea algo exagerado, pero si que le dio, y le da, un toque diferente, un estilo de letras culto y bien elaborado, y muchas veces más pausado que otros colegas de profesión; que refleja bastante bien sus inquietudes internas, ya sean sociales, o más personales e íntimas. Pero lo mejor es escucharlo y leerlo para entender lo que hablo. Y comenzaremos con uno de sus mejores temas del que fue su exitoso segundo disco Poesía difusa, que fue su gran plataforma comercial.

Chico problemático

El niño quiso conocer,
Y nadie supo responder,
El niño no encontró el cariño que el creía merecer,
Y así, comenzó a crecer, y a desobedecer,
A aparecer frente a su almohada ebrio a cada amanecer.
El chico es mediocre al parecer y no destaca, qué hacer
Si cada vez mas a menudo saca sus dientes y ataca,
Si ya no es un chico tranquilo,
Anda demasiado rápido en el filo
Y pende de un hilo muy fino.
No ve a nadie detrás en su defensa
Entonces piensa que diez golpes por un beso no compensan,
Inocente adolescente, se siente confuso,
Y se comporta nervioso ante los intrusos,
Conozco a muchos de esos muchachos, en sus corros fuman porros,
Y andan siempre borrachos, hechos diarios en tu barrio y en el mío,
Como quieres resolver el odio con mas odio, tío,
Como pretendes que te tome en serio alguien actuando con violencia
Solo para que te miren, importándote una mierda que los demás se lastimen,
Si tus colegas lo piden ellos te aplauden y ríen,
Es el deporte que en las calles se practica, medallitas, chándales y eso parece la villa olímpica,
Cada noche en cada parque son escenas típicas, tónicas,
De esas vidas claustrofóbicas, para chicos herméticos,
lunáticos,
El ocaso del fracaso les ha vuelto problemáticos
No quiero causar pánico
Con las cosas que explico,
Ni que me entienda el presidente, el siempre ha sido rico,
Tan solo practico atípicos registros líricos
Predico el rap pacifico en estos paisajes árticos.
Es lo único que os queda,
En cualquier país, cualquier ciudad, sobre cualquier acera,
No dejéis que el amor muera es lo único que os queda
Y lo sabéis lanzar la moneda,
aguantad la espera y lo veréis,
que no se siente el cebo hasta que por fin se muerde,
ni se echa de menos algo hasta que se pierde,
que lo recuerde…

Dime por qué se duermen, por qué se pierden
Crecen demasiado rápido y no entienden
Que se les pasa la vida, que no hay salida,
Cuando quieren rectificar ya esta perdida
Dime por qué se duermen, por que se pierden
Crecen demasiado rápido y no entienden
Que se les pasa la vida, que no hay salida,
cuando quieren rectificar…
Esto lo que podíamos llamar como primera estrofa y estribillo, luego la canción sigue con otra nueva estrofa. Para los que gustéis podéis ver el videoclip de la canción, he escogido una versión en directo porque el videoclip normal está reducido y faltan versos, y bueno, también porque los chicos del coro son unos ilustres conocidos de la ciudad, Arma blanca, que también tuvieron sus quince minutos de gloria en el mundillo, pero entre el parecido a Nach, y las presiones discográficas por las grandes esperanzas no cumplidas, acabaron disoviéndose, pero eso ya son chascarrillos de patio.
Como habéis visto, se suele mantener la rima en cada verso, especialmente consonante, y cuando se necesita un cambió se introduce la nueva rima unas palabras antes: "El chico es mediocre al parecer y no destaca, qué hacer/ Si cada vez más a menudo saca sus dientes y ataca". Con 'parece' y 'destaca' estás guardando la rima previa, con 'destaca' introduces la rima siguiente de 'ataca', haciendo una suave transición con la pregunta 'qué hacer', para cambiar de nuevo la rima como en una especie de cambio de ritmo; estamos alterando la forma de recitar con la que hemos empezado.
portada del disco de Nach titulado Viajes inmóviles
Otro tipo de rima que frecuenta la canción es la de los principios de verso con los finales del verso siguiente, utilizando en ocasiones otras dos rimas intermedias para ayudar a la cadencia, lo que le deja luego más libertad para cambiar la rima. Pero bueno, no me quiero meter en terrenos farragosos para aburrir al personal y a mí mismo.
Nach, por sus letras y por su forma de cantar, se le ha considerado como un profeta del hip-hop, "detesto, que me tachéis de reverendo…", pero también se le ha criticado por hacerse más accesible o por tocar otros estilos como el slam, que veremos a continuación. En mi opinión, la gente, o los fans, tendemos a dramatizar en exceso las cosas, casi (o sin casi) a dogmatizarlas, pero la realidad siempre suele llevar otros caminos. No soy especial fan de este hombre, pero si me gusta lo que hace, y me gusta la gente que busca nuevas vías de expresión, aunque sólo sean para un divertimento casual, como un "affair" extramatrimonial que le dé el toque picante a la monotonía habitual (que conste que es un símil, algo malvado, y no una apología de la infedelidad :-)). Es aquí donde retomamos el concepto "slam" que habíamos mencionado antes, sin entrar en más detalles, este estilo es una especie de "spoken word", palabra hablada, estilo que la mayoría tenemos asociado a Gil Scott Heron, y mucho más en concreto con su "Revolution will not be televised", aunque en realidad es más exacto decir poesía hablada, o recitada. Pero como nosotros tampoco vamos a televisar revoluciones, veamos otro ejemplo reciente en el cual Nach se introduce en este mundo recitando los versos sobre una base de piano y violines.

Me llaman

Me llaman vida, porque resurjo en cualquier parte.
Me llaman luz, me llaman paz, me llaman arte.
Me llaman tiempo porque dicen que todo lo curo.
Me llaman muerte porque, ahí donde estés, llegaré seguro.
Me llaman símbolo, me llaman traición,
aquellos que al ver mi imagen se ahogan en su frustración.
Me llaman, y no pronuncian ningún nombre.
Me llaman Semidiós; se olvidan que soy un hombre.
Me llaman cambio, precursor, presumido y déspota.
Me llaman visionario, adelantado a mi época.
Me llaman agua, fuego, tierra, me llaman viento.
Me llaman tormenta porque en cada aliento, libero lluvias de sentimientos.
Me llaman estatua porque disfruto estando sólo.
Me llaman mar porque saben que nunca me conocerán el todo.
Me llaman lágrima, quizá por las lecciones que enseño.
Me llaman fugitivo, porque nunca, nunca, tuve dueño.

Me llaman tantas cosas para bien o para mal.
Hermosas o venenosas formas de hacerme inmortal.
Me aman o me odian, me quieren o me rechazan.
Me llaman, para entregarme sus halagos, su amenaza.
Al igual que antes, esto es sólo la primera parte de la canción/poema, el resto lo podéis ver en el vídeo que es un bonito time-lapse de la muerte y la vida. No voy a entrar en detalles porque aquí la rima y el ritmo es muy evidente, basándose en anáforas: "Me llaman", y rimas pareadas.
Y con esto damos por terminada la estrada a este gran letrista llamado Nach, Alicantino de pro, y que lleva metido en este mundillo toda su vida, desde mucho antes de que su disco saliera a la luz ya era muy conocido por estas tierras. Recientemente ha sacado un nuevo disco y emprenderá gira por el continete americano, si te ha gustado y quieres ver lo que hace actualmente te dejo el último videoclip para rematar la faena.

Poeta de medianoche

Poeta de medianoche

Hambre de muerte lasciva
Regada por los enebros,
Baña mi pecho la herida
De tacones taberneros.

La pianista de Haneke

Hoy volvemos con una nueva confesión cinéfila, vamos a hablar de cine europeo, de otra de esas pelis raras que tanto nos gustan a todos, pero procurando siempre que mantengan un nivel de calidad, aunque no se descarta dedicar alguna entrada a alguna de esas pelis infames que se han rodado por ahí con la intención de convertirlas en cine serio.

Compárteme, utilízame, soy tuyo.

Suscríbete y recibe un super regalo gratis.

* indicates required